Telegrafo Vila

El Telégrafo de Francisco Vila, una propuesta desde Barcelona

El Jueves 24 de mayo de 1838, el periódico barcelonés "El Guardia Nacional", publicaba un artículo bajo el título de "Telégrafo de nueva invención" en el que se describía un nuevo sistema de telégrafo óptico, que no parece que tuviera ninguna reacción por parte de las autoridades.

Trancripción de la noticia


Telegrafo_Vila_1838.jpg"DESCRIPCIÓN
Su centro o punto de apoyo son quince cuadriláteros paralelogramos rectángulos de tres distintos colores a los cuales se les dá valor numérico, y este indica los caractéres del alfabeto telegráfico o alfabeto común redactado; demuestra á mas de esto con señas particulares cada una de las dicciones ó palabras mas usadas en nuestro idioma, al mismo tiempo que marca los artículos de nuestra gramática tan frecuentes en la oración, como los tiempos de los verbos ausiliares (sic.) Haber y Ser que tan repetido uso tienen en nuestra lengua, y simplifica la numeración, al paso que señala todas las reglas de puntuación. En esta atención puede señalarse con mi Telégrafo tan minuciosamente como en una conversación particular.
Otra de las ventajas del Telégrafo que presento es que puede plantearse y servir no sólo para una provincia sino para toda una nación; y vendrá a conocerlo quien quiera favorecerme examinando mis tareas. Enterándose al propio tiempo de que con él se puede señalar tanto de día como de noche, siendo a más portátil y ofreciendo el vasto campo de la transmisión de los secretos del gabinete á las autoridades subalternas de las Provincias, y vice-versa, sin que los Telegrafistas sepan lo que señalan (a).
Para la instrucción de los Telegrafistas no se necesita mas tiempo que el preciso para hacerlos entender que los colores de los cuadriláteros para ellos son guarismos.
Si alguna de las autoridades de Barcelona apetece conocer o ver la resolución del problema propuesto, se servirá mandarme un aviso, y satisfaré gustoso sus deseos. Si algun otro amante de las mejoras públicas quiere enterarse detenidamente y penetrarse en el aserto, sirvase pasar por mi casa habitación, sita en la calle Estuch(1), núm. 3 cuarto principal, á quien quedará á mas agradecido su atento servidor Q.S.M.B.=Francisco Vila.
(a) Puesto que se apruebe el proyecto desmostrado, indicaré el plan que me reservo."
(Fuente: Hemeroteca de la Biblioteca Nacional)

Por el grabado adjunto al artículo, se deduce que el sistema constaba de 5 paneles de tres posibles colores distintos, cada uno en una columna pero a distinto nivel (lo que ayudaba a una mejor identificación)
El número total de las combinaciones del telégrafo de Vila serían de 243 (1024, si admitía la ausencia de color), pero el autor no habla de ningún tipo de señalización de control que reduciría el número de combinaciones posibles; tampoco habla de cómo sería la versión nocturna de dicho telégrafo.

(1) Tal vez se trata de la calle Estruch, entre la calle Comtal y Fontanella en Barcelona.