El telégrafo óptico militar de las islas Baleares


Las "talaias" y "els fochs"

Baleares_Juan_Benimelis_m.jpg
Joan Benimelis. Fuente: Societat arquelògica Lul-liana

Las Islas Baleares siempre han tenido la necesidad de preservar sus costas de desembarcos de piratas o enemigos, para ello, se desarrolló un sistema de torres o atalayas que rodeaban las islas para dar aviso de las naves que bordeaban sus costas.
A finales del siglo XVI se estructuró dicho sistema estableciendo unas ordenazas e inspecciones periódicas[1] inspiradas en las propuestas de D. Juan Benimelis[2] , médico, historiador y astrónomo.
Benimelis o Binimelis ideó un procedimiento en el que las torres se comunicaban por las noches mediante hogueras para avisar de los navíos avistados, transmitiéndose de una torre a otra hasta llegar a Palma . En 1719 se volvieron a dictar otras "Ordenanses de les torres de fochs, del regna" en las que se definía el orden de transmisión de una talaia a la siguiente y el número de fuegos, uno por cada navío avistado, salvo si eran más de diez, que entonces había que hacer un sólo fuego con una duración de más de 15 minutos[3] . Dicho sistema, con sucesivos perfeccionamientos, estuvo vigente hasta el siglo XIX.

El telégrafo militar

A mediados de 1848 el Mariscal de campo D. Fernando Cotoner, Capitán General de las islas Baleares, preocupado por el peligro potencial que suponía el tener la Capitanía General en Palma de Mallorca y la base naval en Mahón, en la isla de Menorca, promovió la instalación de una línea telegráfica entre la capital y dicho puerto de Mahón.
Como el principal obstáculo era salvar la distancia de más de 40 kilómetros que separan a las dos islas, ordenó la instalación de sendos telégrafos, uno en Son Jaumell (Mallorca) y otro en la Torre del Ram[4] (Menorca) para realizar los ensayos pertinentes.
Los ensayos se realizaron durante los días 27 y 28 de junio de 1848, aunque en el primero se tuvo que interrumpir el trabajo unas horas por culpa de la neblina y el diario “El Balear”, felicitó al Capitán General “que ha sabido vencer con inteligencia y constancia los obstáculos que se oponían a su realización”[5] .
Gracias al éxito de las pruebas, la reina firmó una Real Orden autorizando la continuación del proyecto:

Exmo. Sr.- Por el escrito de V.E. de 27 del mes próximo pasado desde la torre de Son Jaumell se ha enterado con satisfacción la Reina [Q. D. G.] de haber empezado a funcionar en dicho día con el mejor acierto los aparatos Telegráficos establecidos en dicho punto y la torre de Bajolí en la Isla de Menorca; esperando S. M. que V. E. continuará sus trabajos hasta perfeccionar el interesante medio de comunicación. De Real orden lo digo a V. E. en contestación. Dios guarde a V. E. muchos años Madrid 2 de junio de 1848.- Figueras.- Es copia.- El Coronel primer Comandante del cuerpo de E. M.- Conde de Poblaciones.

La fecha correcta es el 2 de julio, pues las pruebas se realizaron el 27 y 28 de junio (El Balear, periódico de la tarde, 10 de junio de 1848).
A finales de julio, Cotoner en compañía de su cuartel general y de otras autoridades se embarcó hacia Capdepera (al este de Mallorca) y de allí a Ciudadela[6] con la misión de inspeccionar en la isla de Menorca el enlace entre la torre de Bajolí[7] y la fortificación de Isabel II, que se estaba construyendo en Mahón; regresando a Palma el 10 de agosto[8] .
Para el establecimiento de esta línea, el Capitán General contó con la inestimable ayuda del entonces teniente de navío D. Ramón Trujillo y Celani, antiguo colaborador de Juan José de Lerena en los telégrafos a los Reales Sitios, “heredero” de dichos telégrafos cuando se defenestró a Lerena y uno de los firmantes junto a Lerena y Mathé de la réplica al artículo “Telégrafos españoles” de Navarro Villoslada[9] , la única polémica pública sobre telégrafos ópticos en España[10] .
Trujillo, oficial de la Secretaría de la Junta Directiva y Consultiva de la Armada, disfrutaba de una licencia por enfermedad de tres meses. Pocas licencias por enfermedad han sido tan productivas como ésta de Trujillo, pues su estancia coincide perfectamente con el plan de trabajo para el estudio de implantación de la línea, y encima le quedó tiempo para confeccionar un informe sobre la construcción naval en Baleares y Cataluña[11] . Sospechamos que el permiso enmascaraba una comisión secreta para no interferir con los recién inaugurados telégrafos de Mathé. Algo parecido pasó con Luis Rancaño de Cancio, que hizo un viaje a Madrid con la excusa de un herencia, y presentó su telégrafo en 1800.
La línea entre Palma y Mahón empezó a funcionar oficialmente en junio de 1852[12] . Esta línea ha dejado alguna huella en la toponimia de Mallorca, pero apenas existe información bibliográfica[13] .
La mayor parte de los da
Baleares_telégrafo_Cura.JPG
Telégrafo del Santuario de Cura. Grabado de Luwdig Salvator
tos, los hemos tomado de la magnífica obra del archiduque Luwding Salvator “Die Balearen” y del diario “El Balear”, aunque reconocemos que fue en el galardonado portal toponimiamallorca.net, donde descubrimos la existencia de estos telégrafos.
Esta línea tenía un uso militar y coexistió durante un tiempo con el telégrafo eléctrico civil. La administración civil podía hacer uso del telégrafo óptico en caso de avería en el cable submarino que unía Mallorca con Menorca.
La línea constaba de 5 estaciones en Mallorca y de otras 6 en Menorca. El personal que atendía a cada torre, consistía en un cabo y dos o tres soldados responsables del manejo del aparato.

Como vemos en el excelente grabado de Salvator, el telégrafo era de gran tamaño para salvar distancias de más de 40 Km., como la que separa las dos islas; estaba constituido por un mástil que soportaba dos grandes brazos pintados que podían posicionarse en distintos ángulos. El tipo de telégrafo es similar al utilizado por Hurtado, Popham y varios más, pero desconocemos la autoría y el código usado.







Baleares_Almudaina.jpg


s'Almudaina

La línea se iniciaba en el Palacio s’Almudaina, sede de la jefatura militar de las Baleares, concretamente en la Torre d’en Àngel, detrás del pilar de la estatua.


















Baleares_Torre_en_Pau.jpg


Torre d'en Pau

Seguía hasta la Torre d’en Pau a 4,5 Km. en el Coll d’en Rabassa y ésta enlazaba con la Ermita de Cura en el Puig de Randa, distante unos 20 Km. Desde la terraza de la torre del telégrafo a 548 m. sobre el nivel del mar, el archiduque Salvator pudo disfrutar de las bellas vistas de toda la isla.













=


=


CalicantBaleares_Callicant.jpg

A unos 30 Km. de Cura, se situaba la siguiente estación en la sierra de Calicant; actualmente se denomina es Telègraf. El pico un poco más al norte, donde se encuentra el vértice geodésico de Callicant, tiene el topónimo de Telegrafet[14] .
En el mapa más abajo, hemos incluido con una señal amarilla una estación intermedia entre Cura y Callicant. Dicha estación con la única referencia que su topónimo: es Telègraf, en Pedreras, dista 22 Km. del Monte Cura y 10 de Calicant.














Baleares_Jaumell.jpg

Son Jaumell

La última torre de Mallorca es la de Son Jaumell, a 19 Km. de Callicant. Los restos que se conservan, pertenecen a una antigua torre circular de vigía, descrita por Salvator e Ibáñez en su "Descripcion geodésica", en la que indica que el vértice geodésico se construyó sobre el telégrafo militar[15] .


Menorca

No hemos podido localizar todas las torres de la isla de Menorca
Es Semàfor, entre el vértice de Bajolì y la Torre del Ram [16] a 75 m. de altura sobre el nivel del mar y a 43 Km. de Son Jaumell, en Mallorca. Como hemos comentado anteriormente, los primeros ensayos de unión entre las dos islas, se realizaron sobre la Torre del Ram y posteriormente se optó por la posición definitiva en Bajolì.
Talaia d’Artruix próxima al vértice geodésico de Artuiz [17]

Monte Toro en la torre vigía adosada al Convento [18] .Actualmente están situados los vértices geodésicos Toro I y Toro III . Su situación en el centro de la isla sigue siendo estratégica y está rodeada de instalaciones de telecomunicaciones y defensa aérea.
Torret s’Atalaia término municipal de Sant Lluìs. Vértice Torret.
La Mola, en la antigua fortaleza de Isabel II en Mahón era el final de la línea, actualmente es una zona militar restringida.



Ver Baleares en un mapa más grande


También hemos indicado con color rojo en el mapa, la "casa del francés", caseta en la Mola de s'Esclop`que los franceses Biot y Aragó en compañía de los españoles Rodríguez y José Chaix utilizaron en 1808 en sus mediciones para la prolongación del meridiano terrestre.


Agradecimientos

Agradecemos a toponimiamallorca.net, la cesión de las fotografías.

Notas

  1. ^ MUNTANER, Juan. «Inspección de las torres vigía.»
  2. ^ CONTRERAS MAS, Antonio; DURAN, Eulalia; ENSENYAT PUJOL, Gabriel. «DOSSIER: Joan Binimelis i la seva història de Mallorca (1593-1993).»
  3. ^ R.Y «Ordenanses de les torres de fochs, del regna (1719).»
  4. ^ El telégrafo de la Torre del Ram, quedó instalado el 4 de junio (El Balear, periódico de la tarde) 7 de junio de 1848.
  5. ^ (El Balear, periódico de la tarde) 30 de junio de 1848.
  6. ^ (El Balear, periódico de la tarde) 28 de junio de 1848.
  7. ^ (El Balear, periódico de la tarde) 2 de agosto de 1848.
  8. ^ (El Balear, periódico de la tarde) 10 de agosto de 1848.
  9. ^ (NAVARRO VILLOSLADA)
  10. ^ (MULTIGNER) p. 86-87.
  11. ^ (ALFARO ZAFORTEZA) p. 220.
  12. ^ (CONRADO Y BERARD) p. 332.
  13. ^ Ver toponimiamallorca.net
  14. ^ (BONET-VIDAL) p. 157.
  15. ^ IBÁÑEZ e IBÁÑEZ p. 331
  16. ^ (IBÁÑEZ e IBÁÑEZ) p.705.
  17. ^ (IBÁÑEZ e IBÁÑEZ) p.703.
  18. ^ (PIFERRER y QUADRADO) P. 1266.


Bibliografía y referencias