El telégrafo óptico de Luis Rancaño de Cancio

Introducción

Poco sabemos sobre la biografía del Teniente Coronel Luis Rancaño de Cancio, Catedrático de Matemáticas de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Zaragoza que presentó en 1799 y 1800 un tipo de telégrafo del que nos habían llegado pocos detalles.

La noticia

El 10 de octubre de 1800 aparecía en en la "Gaceta de Madrid"[1] la siguente noticia:
"El Teniente Coronel e Ingeniero ordinario D. Luis Rancaño de Cancio, que en el año próximo pasado tuvo la honra de presentar a SS. MM. y Real Familia el modelo de un nuevo telégrafo militar, muy sencillo y portátil para comunicar noticias imprevistas á grandes distancias. así de día como de noche; ha conseguido después aumentar prodigiosamente el numero de sus signos, sin añadirle pieza ni resorte alguno, valiéndose únicamente de cierto recurso ingenioso y expedito. Esta máquina se compone de dos piezas principales colgadas en dos horquillas, y otra accesoria, las cuales se arman en un minuto, y pueden transportarse fácilmente de un lugar a otro por un sólo hombre: el número de señales claras y distintas que con ella se puede hacer pronta y expeditamente asciende á mas de 32.000.000, sin que para percibirlas con rapidez se necesite otro auxilio que un buen anteojo acromático adonde no alcancen los comunes ó la simple vista. El dialecto y palegrafía telegráfica, que acompaña al invento es también ingeniosa y original."

El Libro

Ésta es básicamente toda la información que hasta ahora teníamos sobre dicho telégrafo y aparecida como nota al margen en varios trabajos[2] , pero gracias a la iniciativa de la Universidad de Sevilla que ha puesto a disposición de los internautas los más importantes volúmenes de su interesante Biblioteca, hemos tenido acceso a la obrita "Arte de hablar desde lejos"[3] escrita por D. Joaquín Ollés de Regáles[4] en 1801.
Juan Antonio Hernández Pérez de Larrea. Fuente: Xilocapedia
Juan Antonio Hernández Pérez de Larrea. Fuente: Xilocapedia
En dicha obra, Ollés hace una exposición algo confusa de los métodos que usaban los Griegos para comunicarse, para después pasar a describir el telégrafo de D. Luis Rancaño de Cancio, tal y como se usó en las pruebas que se realizaron en Zaragoza, si bien, desconocemos las diferencias con el telégrafo que se cita en la "Gaceta".

1799

En 1799 la actividad intelectual de Zaragoza, giraba en torno de la Real Sociedad de Amigos del País incentivada por su Director el Dean D. Juan Antonio Hernández Pérez de Larrea, que impulsaba toda clase de proyectos abocados al progreso de las artes y las ciencias.
Una de estas discusiones, giraba en torno de los múltiples métodos para comunicarse a distancia, con eminentes expertos, ya que además de D. Luis Rancaño en la Real Sociedad Económica estaba por entonces Vicente Requeno[5] erudito ex-jesuita que había publicado en 1789 una obra sobre los métodos que usaban los Antiguos para comunicarse desde lejos.
Fruto de esta discusión, D. Luis Rancaño y Josef Vasconi, otro profesor de Matemáticas de las Reales Escuelas de la Sociedad, propusieron y llevaron a cabo varios ensayos, de los que fué testigo y colaborador Ollés de Regáles, por entonces alumno Matemáticas de dichas Escuelas.
El libro defiende la utilidad de los nuevos inventos en contra de los pensamientos de personajes como Requeno que insistía en el restablecimiento de los métodos de los antiguos.

Los ensayos

Ollés dá testimonio al menos de dos demostraciones, la primera fué el aviso al pueblo de Zaragoza de la llegada a la Cartuja de Aula Dei (distante unas dos leguas) del Obispo de la ciudad Fr. Joachin Company. La otra fué una demostración en Jardín Botánico de la Sociedad Aragonesa con testigos de excepción como la Condesa de Montijo, su segundo esposo D. Estanislao de Lugo, Director de los Reales Estudios de Madrid y el Marqués de Ariza. Para dar más énfasis a la sencillez de la operación, Ollés destaca que las demostraciones fueron por dos jóvenes protegidos de Hernández de Larrea y un criado.

El Telégrafo

Rancaño_panel.jpg
Telégrafo de Rancaño de Cancio

Consta de un bastidor (A) con fondo negro que soporta dos paletas blancas (BB) de tamaño variable pero con una relación 2/7, sugiriendo Ollés un ancho de 40 cms. y una longitud de 1,40 mts., situadas a la misma altura y separadas entre sí 1,5 veces la longitud de la paleta. Uno de los extremos de cada paleta se fija a un eje roscado que atraviesa el panel.
Se realizaron experiencias cambiando los colores entre el fondo y las paletas, pero se observó que sobre el fondo blanco las paletas proyectaban sombras que dificultaban la lectura.

Rancaño_parte_posterior.jpg
Lado posterior
En la parte posterior, dichos ejes se unen a sendas manivelas (cc) a través de los agujeros practicados en la tabla central (A); para facilitar la operación, se incluyen unos discos indicadores (SS. bb) divididos en ocho partes numeradas. Para evitar que las dos palas tropiecen, a una de ellas se le añade un tope de madera (fig. 3 c).

Rancaño_posiciones.jpg
Posibles posiciones de las paletas
Moviendo las dos manivelas, cada paleta puede adoptar ocho posiciones distintas, por lo que el número de combinaciones posibles son 64. Ollés propone el siguiente significado:

El código

Combinación
Posición 1º pala
Posición 2ª pala
Significado

1
1
A

1
2
B

1
3
C

1
4
D

1
5
E

1
6
F

1
7
G

1
8
H

2
1
I
10ª
2
2
Descanso
11ª
2
3
J
12ª
2
4
K
13ª
2
5
L
14ª
2
6
LL
15ª
2
7
M
16ª
2
8
N
17ª
3
1
Ñ
18ª
3
2
O
19ª
3
3
P
20ª
3
4
Q
21ª
3
5
R
22ª
3
6
S
23ª
3
7
T
24ª
3
8
V
25ª
4
1
X
26ª
4
2
Y
27ª
4
3
Z
28ª
4
4
Alerta
29ª
4
5
Punto (.)
30ª
4
6
Coma (,)
31ª
4
7
Interrogación (?)
32ª
4
8
Dos puntos (:)
33ª
5
1
1
34ª
5
2
2
35ª
5
3
3
36ª
5
4
4
36ª
5
5
5
38ª
5
6
6
39ª
5
7
7
40ª
5
8
8
41ª
6
1
9
42ª
6
2
Cero
43ª
6
3
Pero
44ª
6
4
Para
45ª
6
5
Pues
46ª
6
6
Por
47ª
6
7
De
48ª
6
8
El
49ª
7
1
En
50ª
7
2
Que
51ª
7
3
Con
52ª
7
4
Aquel
53ª
7
5
Este
54ª
7
6
Le
55ª
7
7
Repetición
56ª
7
8
Lo
57ª
8
1
Aparte
58ª
8
2
La
59ª
8
3
á
60ª
8
4
ó
61ª
8
5
Al
62ª
8
6
Si
63ª
8
7
Su
64ª
8
8
No

Hay que hacer notar que las tres señales de control que propone Ollés, las hace coincidir con posiciones idénticas en las dos paletas, así la señal de "Descanso", corresponde a las dos paletas hacia abajo; para la señal de "Alerta", las paletas se posicionan hacia arriba, y por último cuando se solicita una "repetición", cada paleta se dirige hacia el borde del bastidor.

La versión nocturna

Rancaño_versión_nocturna.jpg
Versión nocturna del telégrafo
Para la comunicación por la noche, el telégrafo sufre unas modificaciones, ya que en vez de estar las paletas centradas en el bastidor, éstas están en los extremos dotándolas de unas linternas pivotantes. Esta versión, se asemeja más a la escueta noticia de la presentación del telégrafo en Madrid.


Notas


  1. ^ Gaceta de Madrid, 10/10/1800. nº 82 pags. 952 y 953
  2. ^ Ver Olivé 1990, entre otros.
  3. ^ Ollés de Regáles, Joaquín, "Arte de hablar desde lejos", Zaragoza Mariano Miedes, 1801
  4. ^ Puede encontrarse una reseña del autor en Latassa, Félix,"Biblioteca Nueva de Escritores Aragoneses" Tomo VI pág. 329, Pamplona 1802 (GoogleBook
    ).
  5. ^ Para conocer la vida de Vicente Requeno, consultar los trabajos de Antonio Astorgano Abajo, disponibles en la Biblioteca Virtual Cervantes, en especial "El abate Vicente Requeno y Vives (1743-1811) o la obsesión por restaurar el mundo clásico"